psicología

La psicología es la ciencia encargada del estudio de la conducta humana y de los procesos mentales. La terapia psicológica es una herramienta que nos ayuda a profundizar en el ser humano a nivel afectivo, cognitivo y conductal, dentro de su contexto social.

 

Desde el servicio de psicología de galope ofrecemos una atención personalizada y enfocada en la solución de los diferentes dificultades/ problemas psicológicos, que impiden y limitan el adecuado funcionamiento diario. Desde una perspectiva centrada en la persona y en sus propios recursos, ofrecemos tratamientos individualizados para una amplia gama de  patologías o dificultades: 

 

“Nuestro principal objetivo es ayudarte a alcanzar un óptimo nivel de bienestar psicológico y emocional en las diferentes etapas y momentos de la vida”

 

  • Trastornos del estado del estado de ánimo

 

Dentro de esta categoría encontramos el trastorno depresivo mayor, el trastono distímico, el trastorno Bipolar (I y II) y el trastorno ciclotímico. La característica común de todos ellos es la alteración del estado anímico, pudiéndose encontrar aumentado o disminuido respecto al funcionamiento normal o bien caracterizado por diversas fluctuaciones a lo largo del tiempo.

Algunos de los síntomas principales del trastorno depresivo mayor son: estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, disminución/pérdida de interés o capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades, pérdida/ aumento de peso, insomnio/ hipersomnia, agitación/enlentecimiento psicomotor, sentimientos de inutilidad o culpa excesivos, disminución capacidad de pensar/indecisión y pensamientos recurrentes de muerte. 

 

  • Trastornos adaptativos

 

Los síntomas aparecen como reacción a determinados acontecimientos estresantes. La mayoría de estas respuestas no son graves ni suelen alargarse en el tiempo, pero generan gran malestar e interfieren en la vida cotidiana. La persona suele sentir que las circunstancias le sobrepasan. Son múltiples las reacciones que pueden aparecer ante situaciones de cambio, amenaza o pérdida en las que la persona  no logra adaptarse. 

 

  • Trastornos de ansiedad

 

La ansiedad puede aparecer en diferentes formas: agorafobia, crisis de pánico, fobias, ansiedad por separación… La ansiedad es entendida como un estado emocional de malestar, que aparece sin la presencia de una amenaza externa en el momento presente, pero que se espera en el futuro. El estímulo que genera esta respuesta emocional en ocasiones es interno. Hablamos de ansiedad normal cuando aparece ante peligros reales, y ansiedad patológica ante peligros irreales

Las fobias son miedos desproporcionados, irracionales, que generan una evitación/escape de la situación/objeto temido y provocan un gran nivel  de malestar

 

  • Trastornos de la conducta alimentaria

 

Los principales trastornos dentro de esta categoría son: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y el trastorno por atracones.

La anorexia nerviosa se caracteriza por la presencia de miedo de gran intensidad a ganar peso, junto con un fuerte rechazo a mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo normal. Existen dos subtipos: restrictiva o compulsiva/purgativa.

La característica principal de la bulimia nerviosa es la presencia de atracones recurrentes, junto con conductas compensatorias dirigidas a no aumentar de peso. La bulimia nerviosa puede ser de tipo purgativa/no purgativa.  

A diferencia de la bulimia nerviosa, en el trastorno por atracones no hay conductas compensatorias.

 

  • Trastornos psicosomáticos

 

Cuando hablamos de desordenes psicosomáticos nos referimos, a la presencia de una variedad de síntomas físicos, cuyo desencadenante es de tipo psicológico.

 

  • Trastorno Obsesivo-Compulsivo

 

La característica principal de este trastorno es la presencia de obsesiones y/o compulsiones recurrentes.

Entendemos por obsesiones, pensamientos, ideas, imágenes o impulsos de carácter involuntario y que suelen ser desagradables. El contenido puede ser de tipo violento, obsceno o bien es considerado irracional.

Por otra parte, las compulsiones son conductas o acciones mentales repetitivas que la persona lleva a cabo de manera intencionada (generalmente como respuesta a una obsesión). No existe una clara relación entre la conducta que se realiza y aquello que se intenta evitar, o puede resultar desmedida. La persona con TOC realiza un esfuerzo por resistir frente a las obsesiones y compulsiones

 

  • Disfunciones sexuales

 

Las disfunciones sexuales se caracterizan por una alteración/dificultad en alguna de las etapas de la respuesta sexual, que impide el disfrute propio o ajeno de la actividad sexual. Algunas de las formas en las que pueden aparecer estas disfunciones son: trastorno del deseo sexual, trastorno de la erección, trastorno orgásmico, trastorno del interés/ excitación sexual, trastorno por dolor genito-pélvico y eyaculación precoz.

 

  • Trastornos del Sueño

 

Los trastornos del sueño son una de las alteraciones más frecuentes en las sociedades actuales, pueden aparecer junto con, otros trastornos mentales o condiciones médicas. El insomnio se caracteriza por una insatisfacción tanto en la calidad como en la cantidad del sueño.  Puede manifestarse como una dificultad para iniciar el sueño, para mantenerlo (despertares frecuentes o dificultad para retomarlo) o bien en forma de despertar precoz por la mañana.

La hipersomnia se caracteriza por la presencia de una gran somnolencia, después de haber dormido durante un periodo de al menos 7 horas, también pueden aparecer como una dificultad para estar totalmente despierto tras un despertar brusco.  

  • Trastornos de la personalidad

El inicio de estos trastornos suele ser en la adolescencia o inicio de la etapa adulta. Se trata de patrones de experiencia propia y de comportamiento que se desvían de las expectativas de la cultura. Se caracterizan por ser persistentes e inflexibles, así como por generar malestar o deterioro en áreas importantes de funcionamiento de la persona. Algunos de los trastornos de personalidad son: paranoide, esquizoide, esquizotípico, antisocial, límite, histriónico, narcisista, evitativo, por dependencia…. 

 

INFANCIA

 

  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

 

El DSM-5 define el TDAH como “Patrón persistente de desatención y/ o hiperactividad–impulsividad que interfiere en el funcionamiento o desarrollo”.  Para su diagnóstico, los síntomas han de estar presentes al menos 6 meses y aparecer con un nivel de intensidad que no es coherente con el nivel de desarrollo, por lo que repercute de manera negativa en las actividades académicas y sociales.

Algunos de estos síntomas son: dificultad para mantener la atención en tareas o actividades lúdicas, extravía objetos necesarios para las tareas, se distrae fácilmente ante estímulos irrelevantes, parece no escuchar cuando se le habla directamente, corre o salta excesivamente en situaciones inapropiadas, mueve en exceso manos y pies, habla en exceso, precipita respuestas antes de terminar la pregunta, dificultades para guardar turno….

Este trastono puede manifestarse en forma combinada (Hiperactividad-Impulsividad), predominantemente desatento o predominantemente hiperactivo/ impulsivo.

 

  • Trastornos del Neurodesarrollo

En esta categoría encontramos aquellos trastornos que afectan en el nivel de desarrollo del niño y cuya detección suele ocurrir en los primeros años de vida. Afectan a aspectos cognitivos y motores: trastornos del espectro autista, trastorno por habilidades (Afectan solo a un área concreta del funcionamiento del menor), discapacidad intelectual…

 

  • Trastornos de la Eliminación

Hablamos de encopresis a la evacuación reiterada de heces de manera voluntaria o involuntaria en lugares inadecuados (Por ejemplo, en la ropa o en el suelo). Por otra parte, la enuresis hace alusión a la alteración en la eliminación de orina. Para su diagnóstico el niño ha de tener al menos 4 años de edad tanto cronológica como mental, no ser esto producto de una enfermedad médica

 

  • Trastornos de la Conducta

El trastorno negativista desafiante se caracteriza por un estado de ánimo enfadado/ irritable junto con la presencia de un comportamiento discutidor,  desobediente y desafiante  e incluso episodios donde se muestre rencoroso o vengativo.

Por otra parte, en el trastorno disocial se observa una violación reiterada de los derechos de las personas y de las normas sociales, además pueden aparecer agresiones a personas o animales, destrucción de la propiedad, fraudulencia o robo y graves violaciones de las normas.

 

  • Trastornos del Sueño

Si bien los trastornos del sueño coinciden tanto en infancia, adolescencia como en la edad adulta, existen algunas peculiaridades que son propias de ciertas edades de la etapa infantil. En general los trastornos del sueño en la infancia son muy frecuentes y generan gran preocupación en los padres. Además del insomnio, suelen aparecer pesadillas y terrores nocturnos. Las pesadillas ocurren frecuentemente entre los 3 y 6 años, pudiéndose agudizar si el niño está sometido a un fuerte estrés. Generalmente los episodios duran unas semanas y disminuyen a medida que disminuye la ansiedad que por el día pueda experimental el niño.

Cuando hablamos de terrores nocturnos nos referimos a episodios de temor que ocurren durante la noche, donde el niño se sienta en la cama, grita y llora intensamente. Posteriormente estos episodios no suelen ser recordados o lo son vagamente. Suelen aparecer sobre los 2-3 años  y tienden a desaparecer de manera espontanea con el tiempo.

 

  • Trastornos de Ansiedad  

Fobia social o trastorno de ansiedad social, ansiedad por separación y  mutismo selectivo son los cuadros de ansiedad más frecuentes en la infancia.  El mutismo selectivo se caracteriza por una incapacidad de hablar o responder en interacciones sociales donde es esperable una respuesta, a pesar de hacerlo sin dificultad en otros contextos (frecuentemente en casa o con familiares). En la ansiedad por separación, el miedo aparece de manera intensa, en el hecho de separarse de una persona con la que se mantiene un fuerte vínculo. La fobia social se caracteriza por una preocupación excesiva, junto con miedo intenso a la evaluación de los demás en diferentes situaciones sociales, como pueden ser: hablar en público, leer delante de los demás, acudir a fiestas…

 

 

 

 

CONTACTO

Logopedia, Psicología y Educación
Calle Herrerias 1, Bajo La Viña
30800 LORCA
Teléfono: 868 92 22 81 868 92 22 81
Fax:
Dirección de correo electrónico:
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Logopedia y Psicología y Educación